La Anatomía de Tai Chi Chuan

La Anatomía de Tai Chi Chuan es una ciencia para el estado del cuerpo en quietud y en movimiento. Para poder aprender mejorar nuestro cuerpo, primero debemos no sólo conocerlo, sino conocerlo correctamente. El conocimiento correcto del cuerpo nos garantiza el desarrollo exitoso que no nos dejará desviarnos del Camino.

La Anatomía de Tai Chi Chuan nos muestra la base en la cual debemos apoyarnos en nuestro desarrollo para poder hacer el siguiente paso. Esta es la base fundamental sobre la cual debemos construir nuestro desarrollo. Si consideramos Tai Chi Chuan como una ciencia para el desarrollo de la Geometría del cuerpo, entonces al principio pasamos por un etapa de preparación del cuerpo a la cual corresponde La Anatomía del Tai Chi, luego la Geometría y la Alquimia de Tai Chi.

Si consideramos Tai Chi Chuan como un sistema para cultivación interna, debemos entender que cualquier trabajo interno es imposible mientras no lleguemos a la tercera etapa. Es un gran error considerar Tai Chi Chuan como una práctica interna hasta que no hayamos creado una caldera donde realmente podríamos transformar algo. Por lo tanto, empezar correctamente con la práctica nos da la oportunidad no sólo de reducir mucho el tiempo, sino también prepararnos para la realización de los principios y tareas que están relacionadas con el concepto de la cultivación interna. Como mínimo:

No podemos lograr estos tres principios básicos sin, primero, sintonizar nuestra anatomía. Por supuesto, hay gente que nace con estas cualidades, pero es sólo 1% de la población del mundo, además, estamos hablando de desarrollo, no de los dones por naturaleza. La capacidad de aprender requiere una comprensión clara de lo qué podemos o no. La capacidad de comprender el siguiente paso nos ayuda a evitar la dependencia del Llenado, donde la práctica se convierte en una actividad física y la actividad en una emoción, lo que precisamente hace todo el mundo. Es importante no perder la esencia que tiene la denominación que estamos siguiendo. En otro caso podríamos fingir de muchas maneras que estamos haciendo algo, sin darnos cuenta que en ningún caso lo representamos.

Entrevista realizada para la revista “Tai Chi”:

La Anatomía de Tai Chi Chuan es lo que tenemos que transformar en el proceso de la práctica. Y si no entendemos, ¿qué es lo que transformamos?, es necesario analizar ¿qué en realidad estamos haciendo? La Anatomía de Tai Chi Chuan es una condición con la que nos acercamos a las tareas de Tai Chi Chuan. Al no entender la Anatomía de Tai Chi, no se puede empezar hacer Tai Chi, ya que no somos capaces de darnos cuenta de lo que hacemos y todo lo que hacemos, todas nuestras acciones, son una consecuencia de nuestras reacciones y para nosotros la propia práctica no es más que una emoción.

Claro que podemos apoyarnos en la forma de Tai Chi y seguirla hasta que nos lleve a otro nivel, pero en este caso desde el principio introducimos la condición del apoyo a las sensaciones, que primero estarán aumentando nuestras emociones y luego estarán absorbiéndolas. Es decir, vamos a abordar el proceso de manera reactiva y emocional.

Cualquier entrenamiento significa depender del quien está enseñando y esto no es un problema, ya que por la naturaleza de nuestro origen no podemos no depender. La pregunta es, ¿qué hacemos y qué desarrollamos estando en esta condición de dependencia? Le damos todo a merced de aquellos que nos enseñan. Pero incluso el maestro más perfecto no podrá hacer nada para nosotros en la condición en la que nos encontramos, mientras que nuestro enfoque interno, debido a la debilidad de la concentración, se pierde por las reacciones al mundo exterior, que genera emociones. Y naturalmente, vamos a invertir nuestra energía ya sea en procesos externos de dependencia o en protesta, que no es menos perjudicial.

Hasta que nuestro cuerpo no esté listo, más bien estaremos desarrollando lo disponible, en vez de dedicarnos realmente a la reestructuración. Tai Chi Chuan es, ante todo, un proceso en el que no podemos aspirar a los resultados, sino seguir las leyes y los principios, cultivarnos a nosotros mismos. Aquí la perfección está en el proceso y no en el logro de un resultado. Las personas que quieren lograr algo, haciendo Tai Chi Chuan, no consiguen nada, ya sea porque se quedan esperando, dependiendo de la energía temporal o tienen prisa, desviando su mente de la realidad. Estar en el proceso es la capacidad de mantenerse en una constante transformación, que nos proporciona como premio las experiencias atemporales.

Está haciendo Tai Chi a lo largo de 35 años, ¿se considera un Maestro?

Sí, me considero un Maestro, pero introduzco en este concepto una comprensión que probablemente es completamente diferente de la común. Para mí, el Maestro es el que sabe qué hacer y sobre todo, trabaja día a día sobre sí mismo y más aún, si está enseñando.

Ha estado aprendiendo con muchos Maestros famosos, ¿qué podrá destacar sobre el enfoque de la enseñanza de un Maestro u otro?

Para mí, el aprendizaje es, en primer lugar, mi propia responsabilidad. Esto es lo más importante que me enseñaron. Cuando uno está responsable consigo mismo, entonces no culpa a nadie más y se ocupa consigo mismo.

En nuestra conversación, ha utilizado los conceptos “Anatomía de Tai Chi”, “Geometría de Tai Chi”, “Alquimia de Tai Chi.” ¿Podría aclarar qué quiere decir con estos términos?

La Anatomía de Tai Chi es, en primer lugar, la preparación adecuada de la persona para las clases. Esto incluye dos puntos claves: la restauración y la sintonización. Al empezar de hacer algo, la gente tiene un montón de errores y los más graves son los relacionados con el trabajo mental. En una condición así, la persona a priori no puede estar en el desarrollo. Si no tenemos integridad, ¿con qué estamos trabajando?, ¿qué es lo que podemos aumentar? Aun sabiendo cuales son los errores, ¿qué podemos hacer?

Preparar bien el cuerpo y la mente es cómo construir una nave en la que a continuación navegaremos tanto más tiempo, cuanto mejor es la calidad con la que lo hemos construido. La Anatomía requiere la habilidad de mantener la atención dentro de sí mismo para seguir la tarea. Cuál es la utilidad de hablarle a alguien sobre principios y tareas, si para él esto no es nada más que una información, que él no puede convertir en el formato de conocimiento.

Fíjense, por ejemplo, qué zapatos usa la gente para el entrenamiento. ¡Algunas personas tienen 20 años o más entrenándose! Sus pies están flojos sólo por los zapatos equivocados. ¿Qué fundamento? ¿Qué poder? O inclinan la cabeza… El movimiento debe venir de los pies, ser captado por el abdomen y expresarse en la palma de la mano. Pero, en realidad, nadie lo hace.

Sí, hay algunos jóvenes dotados por naturaleza y también algunos que han logrado de activar su abdomen. Pero la integridad debe incluir todo. Mientras que estas son cosas parciales y si muchos Maestros hubieron resuelto la Anatomía de Tai Chi, no estarían sufriendo, tratando de aprobar que tengan la razón. La gente, no distingue entre el primer y el segundo nivel en el desarrollo y aquí no importa hasta dónde han ido, porque no entienden sus principios, su algoritmo.

Así que la Anatomía de Tai Chi tiene la tarea difícil de sumergir la conciencia en el interior, de enseñarle a uno a ser atento y observador. Y luego podemos pasar a la construcción del cuerpo y crear la proporción, lo que significa el desarrollo de la Geometría de Tai Chi. Sin esto, el hombre se sumerge en el Llenado, no llega a entender el mecanismo de desarrollo y comienza a aumentar las sensaciones. Hasta un determinado etapa es bueno, pero luego viene la saturación, la energía comienza a estancarse, ya que con la dependencia del Llenado la persona nunca aprende a destilar la energía. Esta es la causa por qué introduzco una tercera etapa con el concepto de “Alquimia de Tai Chi”. Comprendiendo la Anatomía de Tai Chi, podemos construir la Geometría. Comprendiendo la Geometría, podemos ir a la Alquimia. De lo contrario, no está claro ¿por qué la persona hace Tai Chi Chuan?

Es importante entender: al no haber aprendido a concentrarse, es imposible de reconstruirse a sí mismo, porque la reestructuración es un concepto más sutil, donde cambiamos la vibración del cuerpo físico en cuanto a lo que estamos acostumbrados. Y sólo mediante el cambio y su reconstrucción, podemos pasar a la conversión y la transformación, que, de hecho, representan la Alquimia. Es imposible practicar la Alquimia, sin cambiar el cuerpo.

Pero no es Tai Chi Chuan en sí un sistema interno, que se centra en el cultivo del Qi?

Oh, esta pregunta ahora se puede poner de lado, ya que se necesita una conciencia muy concentrada, que en el Tai Chi moderno no se desarrolla. Por ejemplo el Dantian: ¿quién entiende lo que es?

Incluso aquellos que por alguna casualidad (por lo general debido a su Geometría de nacimiento), son capaces de apoyarse en él, ¿entienden ellos su mecanismo de acción? El Dantian, teniéndolo o no, no puede ser entendido sin una concentración bien desarrollada, ya que él es una ciencia de las vibraciones. Me gustaría saber ¿quién en realidad enseña un sistema interno, si el adepto no se prepara con las herramientas necesarias para hacerlo? Todo esto se ha convertido en un lema o un mito y a pesar de que muchos creen en él, no llegan más lejos de allí. Forzar la energía interna, esta famosa Qi, esto no es un trabajo interno, a menos que, no considera la quema de energía como una determinada cualidad. Necesitamos una verdadera fuerza interior. ¿Quién la conoce? ¿Quién sabe cómo cultivarla?

¿Sabe cómo?

No se trata de mí, yo soy el que hace la pregunta. Los que estuvieron en el taller “La Geometría del desarrollo”, que respondan ellos. Por desgracia, tenemos que pasar decenas de años para reanimar la gente, es decir, dedicarse a la Anatomía de Tai Chi. De hecho, yo mismo soy una víctima de los muchos problemas inherentes del desarrollo inconsciente. Esto no es como hacer un truco y ¡Ya! Es necesario cultivar la fuerza y para empezar, hay que sembrarla.

En el discurso ha dicho que es un gran error considerar Tai Chi Chuan como Arte Marcial.

Para mí las Artes Marciales en general son un mito, el desarrollo siempre se dirige a la victoria sobre sí mismo. Si nuestro objetivo es vencer o matar a alguien, no vamos a llamarlo Arte, ya que al menos aumentamos la agresión, la intolerancia y la ira. Si para alguien hacer estallar una granada en un ascensor con gente es un Arte, entonces, ¿qué mundo es este? Para mí, darle en la cara a alguien es lo mismo que darle con un leño en la parte posterior de la cabeza, es locura. Sobre el hecho de que la humanidad no puede vivir sin esto y que lo llaman Arte, qué puedo decir… Sí, en realidad, es un tema muy grande, donde hay que analizar mucho, para mostrar el problema desde diferentes ángulos.

El hecho de que de Tai Chi Chuan hacen Arte Marcial y enseñan algunas aplicaciones, es evidente que en el contexto del comercio, por el dinero, la gente enseña cualquier cosa que le ocurra. Y el hecho de que maestros de Tai Chi tienen éxito en el campo de la pelea, es porque es su estado natural, que proviene de la capacidad de expresar la fuerza. No tiene nada de ver con la técnica.

En cuanto el Tui Shou, en primer lugar, no se puede decir que esto es pura técnica de Tai Chi Chuan y los principios que se desarrollan allí, son especialmente para entrenarse en el fortalecimiento de la fuerza. Es un verdadero Arte, dirigido a comprimir la energía.

 Por Oleg Cherne

Preguntas y respuestas

534 просмотров