De la energía “Qi” a los “Nueve tipos de energía”

El concepto de “la energía vital Qi”, es muy útil para comprender que significa el término “energía” en sí, cuando hablamos del cuerpo humano. Es el factor que mueve y da vida al cuerpo, de la misma manera que la corriente eléctrica hace funcionar su ordenador. Con el concepto de la energía vital Qi los principiantes en las prácticas internas, obtienen una base para la comprensión inicial de los procesos internos.

Las personas que quieren ir a los niveles más avanzados necesitan conceptos que permiten más detalle y profundidad. Para el verdadero acceso al trabajo y las transformaciones internas no es suficiente un concepto tan general como el de la “energía vital Qi”.

Lo mismo pasa con cualquier persona que quiere profundizarse en un Arte: el artista tiene que comenzar a distinguir tonalidades dentro del mismo color, el científico debe transcurrir de la mecánica a la física quántica.

Cuando hablamos de dos, tres o nueve tipos de energía, esto significa que hemos comenzado a distinguir y clasificar diferencias dentro de esta misma energía Qi.

Nueve_tipos_de_energía

El primer criterio de distinción es entre “lo que mueve” y “lo que frena” (o activo/pasivo), con esto se introducen los conceptos “Yang” e “Yin”. Dentro de lo que llamamos “energía” o “Qi”, hay una parte que mueve las cosas, otra parte que controla y limita estos movimientos.

Otro criterio de distinción está determinado por los parámetros de la frecuencia y la orientación, que en la Tradición Taoísta se llaman “Qi”, “Jing” y “Shen”:

 

Se puede hacer una comparación con los estados de agregación de la materia: Qi con el “gas”, Jing con el “liquido” y Shen con el “sólido”.

 

El uso de la misma palabra “Qi” tanto para el concepto general, como para una de sus subdivisiones produce cierta confusión, pero esto tiene su causa. Se debe al hecho de que la mayoría tanto de las personas comunes, como de los principiantes, puede identificar sólo las manifestaciones del tipo de energía Qi espacial de la Tierra y entonces esto se considera como “energía Qi” en general. Para poder identificar las manifestaciones de los tipos de energía Jing y Shen, aunque siempre existen, se necesita preparación. Su identificación y manejo consciente marca el umbral entre la mera habilidad técnica y el Arte en la práctica. Es una destreza que se asemeja a la habilidad de un artista o músico para distinguir dentro de un color o sonido musical sus componentes diferentes. Esta es también la clave para poder manejar y crear, ya que, conociendo las posibles componentes, su proporción y funciones, podemos perfeccionar las propiedades existentes y crear nuevas.

 

La distinción más profunda del concepto general de energía Qi, va más allá y subdivide los tres tipos anteriores, para llegar a nueve tipos de energía.

El parámetro Qi está subdividido en: Qi-Qi, Qi-Jing y Qi-Shen que representan la energía del espacio en el que vivimos.

Qi-Qi representa la condición de la vinculación y la existencia de la energía conforme a las características de frecuencia del espacio en el que vivimos, es la energía más rustica, equivalente a la de una materia prima o combustible para las funciones básicas del cuerpo físico. La Qi-Jing es la que determina la condición prenatal, que caracteriza el desarrollo de nuestro cuerpo, inherente a nosotros por la naturaleza. Qi-Shen representa la capacidad o la incapacidad de la energía de transformarse o de superar las propiedades del espacio en el que vivimos.

El parámetro Jing está subdividido en: Jing-Qi, Jing-Jing, Jing-Shen. La característica espacial de Jing, se mide por el esfuerzo, es la energía que supera lo presente. Ella se formula a través del esfuerzo adicional y es la herramienta más importante para la transformación del Qi y Shen del espacio.

Así, Jing-Qi es el esfuerzo adicional en nuestro cuerpo, Jing-Jing es el esfuerzo adicional en la circulación de la energía y Jing-Shen es el esfuerzo adicional en nuestra consciencia. Por ejemplo, una persona que domina la Concentración tiene presente el esfuerzo adicional Jing-Shen.

El parámetro Shen está subdividido en: Shen-Qi, Shen-Jing y Shen-Shen. La característica espacial de Shen es la fuerza del espacio, su cristalización, donde Shen-Qi representa la fuerza del espacio de la vida o el Micro-Cosmos, Shen-Shen representa las fuerzas del Macro-Cosmos y el Shen-Jing es la fuerza, o el espíritu del ser humano. La influencia de la energía que está relacionada con esta fuerza posee orientación vertical.

***

Por materiales de Oleg Cherne
(adaptación al español por Iván Karchev)

546 просмотров