Medicina Taoista. El Campo de la Medicina Integral

La Medicina Integral es un determinado plan de acción, destinado a la realización de ciertas tareas y condiciones especiales para retirar al ser humano del dominio de las leyes de destrucción temporal, tanto desde la posición de la recuperación, como desde la profilaxis.

La Medicina Integral se basa en las leyes de lo que hemos definido en el “Cuarto Campo Integral”. El Campo Integral es un espacio condicional, que es matriz para todos los procesos energéticos del espacio con los que el ser humano puede entrar en interacción. Es un modelo que explica todas las condiciones del cambio que pueden ser conocidas, tanto desde la posición de la síntesis como de la transformación, basado en procesos físico-químicos y capaces de ser explicados según características matemático-geométricas. El desarrollo del Esfuerzo Personal es el punto característico del Cuarto Campo Integral, lo que define un espacio diferente y superior en varios sentidos al Tercer Campo Integral, que es aquel en el que se expresan las Cualidades Humanas, es el espacio del desarrollo de la propia Naturaleza Humana y en donde el Hombre vive la medida de su Naturaleza.

Precisamente la Leyes del Cuarto Campo están destinadas a producir el cambio de la tensión de la vida, si ésta permanece en procesos de daño, de descomposición y de destrucción; así entonces, la Medicina Integral está orientada a elevar los indicadores de vida de la persona.

El Campo de la Medicina Integral se sustenta sobre un esquema basado en claves de interacción e integración del Campo Vegetativo, aquello que determina al Ser Humano y que se expresa en el Tercer Campo Integral.

Para aplicar las leyes de la Medicina Integral, se le debe “proporcionar/incorporar” a la persona una nueva clave, que sea capaz de proporcionar una “sustitución” en el nivel del cuerpo (en sus siete sistemas), en el nivel del cerebro, en el de la respiración, de la alimentación y del movimiento.

Es decir, independientemente de qué Campo Integral queramos analizar, el daño del ser humano se observa en el Tercer Campo Integral y obligatoriamente debe tenerse en cuenta, dado que al no separar aquello que nutre el daño, será imposible cumplir con las tareas de sustitución.

Como por ejemplo en Quimioterapia en donde, no sólo se destruye el campo del daño, sino que también elimina la percepción del cuerpo al nivel de lo que nutre a la enfermedad. Así que no importa cómo valoremos a la Medicina Integral, la medicina moderna también utiliza las mismas leyes, pero de forma experimental y bastante rústica, intentando desintegrar la zona dañada y alejar a la persona de este daño.

La particularidad de la Medicina Integral es el uso de Campos de alta frecuencia ordenados donde, a diferencia de la radioterapia, en el cuerpo se implantan vibraciones que éste es capaz de absorber.

La Medicina Integral considera el cuerpo humano como un cristal: una tensión estable en el espacio en relación a su Forma y Estructura. El estado del ser humano moderno implica, o la recuperación de la estructura o su cambio.

Así el Campo de la Medicina Integral se apoya en las leyes de los vínculos cristalinos, en cuyos marcos digamos, se considera cada sistema del cuerpo desde la posición de estructuras cristalinas y el cambio se realiza a través de la comprensión de la conexión entre los átomos. Debido a que nuestro cuerpo está compuesto de agua, al principio lo consideramos como cristal líquido con estructura de moléculas de enlaces orgánicos. Cuanto más orientada (re organizada) está la red de enlaces en el cuerpo, tanto más alta es la tensión, es decir la tonalidad que éste puede obtener.

Es importante identificar en el volumen del Cuerpo Humano los enlaces divididos según:

Comprender la correlación de enlaces superficiales, temporales y espaciales que conforman una malla. Enlaces dotados de cualidades volumétricas y superficiales.

Ya que por ejemplo podemos tener al mismo tiempo, una estructura buena de las células de los huesos pero a la vez por así decirlo, un vínculo con la estructura de los músculos incorrectamente construido, lo que significa indefectiblemente un conflicto en el cuerpo.

La Medicina Integral analiza la construcción de los enlaces entre todos los sistemas, órganos y conexiones secretoras a través de la forma Suprema de Gobierno, que es el Cerebro. Dicho de otra manera, está construida sobre la base de la naturaleza del cerebro.

De hecho, el cuerpo humano depende de tres esquemas enlazados en un cuerpo único y de las leyes del espacio que habitamos. Definiendo a la vida desde el punto de vista Estático si la evaluamos desde el entramado de sus vínculos y Dinámica si lo hacemos desde el resultado de sus procesos energéticos.

Resulta imposible cambiar los procesos internos, si estos son unidimensionales o bidimensionales. Para alcanzar diferentes estructuras de rangos vibracionales más altos, se necesitan procesos tridimensionales que indiquen una tensión específica.

La estructura es quien determina el volumen o la tensión. Y es la tensión o conexión eléctrica con dirección estable, la que permite desarrollar, cambiar o sustituir la naturaleza del cuerpo, por otra más sutil.

Por Oleg Cherne

Lea más detalladamente en el libro “Alquimia Integral”

Recomendamos estudiar

484 просмотров